Crecimiento personal/crecimiento grupal.

Génesis 2:18

El crecimiento es una responsabilidad personal, pero Dios quiso que fuera en grupos.

Tu crecimiento puede influenciar a otra persona a crecer y que otra persona crezca a tu lado también puede influenciar a tu crecimiento.

 

Los grupos de cuidado producen mayor intimidad.

Hechos 5:42

En los grupos de cuidado puedes relacionarte de forma más directa con las demás personas. Contar tus preocupaciones, alegrías, angustias; pedir oración por algún tema en específico, hacer preguntas. Todo esto ya que es un grupo más pequeño.

 

La palabra de Dios es viva.

Hebreos 4:12

La palabra de Dios va a obrar de forma distinta que al que está a tu lado, porque es viva.

Como la palabra es viva, es capaz de responder las dudas que tienes en tu mente, en tus pensamientos, en tus intenciones.

Todos tienen necesidades distintas.

 

En el compartir del grupo de cuidado enriqueces tu conocimiento.

Cuando escuchas otras opiniones enriqueces tu conocimiento. Por esto son tan importantes los grupos de cuidado, ya que las distintas opiniones siempre enriquecen.

Aprendes más cuando tienes esa posibilidad de opinar.